Como no podía ser de otro modo, en el mes de Abril celebramos en el colegio el Día del Libro. Este año ha sido especial porque también hemos conmemorado el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes.dia-del-libro-2017

Además, los alumnos de Infantil aprovecharon para celebraban el cumpleaños de Ratín Ratón; un divertido ratón que vive en la biblioteca del colegio, adora leer y nos enseña cómo cuidar los libros y disfrutar de la lectura.

Los más pequeños le cantaron “Cumpleaños feliz” y le pusieron una corona. Como querían hacerle un regalo de cumpleaños, cada clase le recitó un poema de Gloria Fuertes. Ratín Ratón se puso muy contento, pues lo hicieron muy bien.

El resto del colegio comenzó el día con una rutina de pensamiento (veo-pienso-me pregunto) a partir de una imagen de Gloria Fuertes. Con ello, empezaron a plantearse muchas cuestiones y conocer datos relevantes de su vida y producción literaria.

 
 

Los alumnos de Primaria profundizaron más en la vida de la autora viendo un PowerPoint interactivo muy interesante.

Después, cada clase de Primaria eligió un poema o cuento de Gloria Fuertes y realizó un mural que, al final del día, quedó expuesto en los pasillos del colegio. Además, disfrutaron de una animación lectora donde escucharon el cuento “El Hada Acaramelada.”

 
 

Los alumnos de Educación Secundaria trabajaron en el taller “Cuéntame tu historia”, cuyo propósito era que cada alumno expusiera su libro favorito. Gracias a este taller aprendimos a expresarnos mejor y dar a conocer numerosos libros que, por un motivo u otro, han significado algo en nuestras vidas.

 
 

Mediante el trabajo por grupos cooperativos, los alumnos de Secundaria han trabajado con mucha información, con la que se pusieron al día de cuestiones literarias y de cultura general, como los Premios Nobel. Después se enfrentaron a una competición a través de Kahoot para comprobar todo lo que aprendieron.

 
 

Por último, todo el centro terminó la mañana relajándose gracias a un taller de manualidades en el que los alumnos elaboraron unos originales marca páginas y, por supuesto, bajaron al ticket-trueque.

 
 

El día no podía terminar sin tener un libro nuevo entre las manos y millones de historias con las que disfrutar.